REZO CINCO LLAGAS
 
 
Ejercicio de las Cinco Llagas en Honra, Memoria y Veneración 
de Nuestro Padre Jesús Nazareno
 
     En el nombre del Padre, del Hijo y del Espiritu Santo. Amén.


Oración Inicial
 
 
Señor, nosotros los hermanos de esta Hermandad del Nazareno nos acercamos a tu Santa Cruz, adorando y rememorando el Misterio de tu bendita Pasión.
         Queremos sentir en lo más íntimo de nuestro ser la Sangre que brotó de tus Divinas Llagas.
         Aquí estamos, Jesús Nazareno, para compartir tus dolores y sufrimientos y para consolarte en tu lento y angustiado caminar hacia el Calvario.
         
     Ejercicio 1º 
 
         Jesús Nazareno, adoramos las Llagas de tus Pies y la Sangre que por ellas derramaste, te pedimos perdones los pecados que hemos cometido por los malos pasos que damos a diario en nuestras vidas, por la tibieza con que recorremos tu camino, por las barreras que de continuo ponemos a tu Amor, por nuestras cobardías y abandonos.
         Te pedimos, Señor, por la paz del mundo. Por que no haya miseria ni hambre en la Tierra. Por cuantos gobiernan las naciones. Por tus misioneros.
         Bendice, Jesús Nazareno, a todos los pueblos del Universo, sobre todo a los más pobres. Bendice a los perseguidos por tu causa, a los abandonados, a los que padecen hambre, a los moribundos.
         Concédenos la gracia de caminar siempre por el sendero de tus Mandamientos, para así hacernos dignos de tu Vida y de tu Sacrificio consumado en la Cruz.   

     (Rezo de un Padrenuestro).

     Ejercicio 2º 
 
         Jesús Nazareno, adoramos la Llaga de tu Mano izquierda y la Sangre que por ella derramaste, te pedimos perdones los pecados que hemos cometido por negligencia, descuido u omisión en el cumplimiento de nuestros deberes; por la tardanza en aceptar tus exigencias, por el desprecio con que a veces oímos tu Voz.
         Te pedimos, Señor, por los que prometen una falsa felicidad, por los que se empeñan en servir a dos señores, por los que blasfeman tu Santo Nombre, por que haya Justicia dentro del orden.
         Bendice, Jesús Nazareno, a nuestra Nación y a todos los que en ella habiten. Bendice a nuestra Ciudad y a todas sus instituciones. Bendice a todos los que nos rodean.
         Concédenos la fortaleza suficiente para vencer nuestra debilidad y nuestra pereza en tu servicio.    

     (Rezo de un Padrenuestro).

     Ejercicio 3º 
 
         Jesús Nazareno, adoramos las Llagas de tus rodillas y la Sangre que derramaste por las caídas que sufriste en tu camino al calvario, te pedimos perdones nuestro odio, la avaricia, la envidia y los malos sentimientos y soberbias de nuestro corazón.
Te pedimos, Señor, por cuantos sufren enfermedades, por la ilusión e inocencia de los niños, te pedimos Jesús Nazareno que protejas a nuestra juventud y le enseñes los valores de la vida Ayúdales a ser justos, solidarios y comprensivos con las necesidades ajenas, a tener el corazón dispuesto para amar a los demás.
Bendice, Jesús Nazareno, a los niños, jóvenes y ancianos, sobre todo a los más desfavorecidos, a los que sufren injusticias, el hambre, las guerras; haz arder en sus corazones el fuego de tu amor.
Concédenos Jesús Nazareno, el don de tu gracia, la caridad con los desfavorecidos, la perseverancia y firmeza en la fe y tu protección contra todos los males de este mundo.    

     (Rezo de un Padrenuestro).
   
 
     Ejercicio 4º 
 
         Jesús Nazareno, adoramos la Llaga de tu Costado y la Sangre y el Agua que por ella derramaste, te pedimos perdones los pecados que hemos cometido con nuestros odios y murmuraciones; por nuestra apatía en el apostolado; por la rutina de nuestra piedad.
         Te pedimos, Señor, por los que encienden enemistades y odios; por los que calumnian; por la unión fraterna de todos los hombres; por los enfermos y por los más necesitados en estos momentos de tu socorro; por los que sufren el dolor en su cuerpo; por nuestra intención particular (...).
         Bendice, Jesús Nazareno, los movimientos apostólicos de la Iglesia; nuestras hermandades y cofradías y sus dirigentes. Bendice esta Cofradía del Nazareno, sus cabildos y sus reuniones, a todos sus hermanos y hermanas.
       Concédenos la gracia de amarnos y amaros con todo nuestro corazón y de dirigir todas nuestras obras a tu mayor honra.   

 (Rezo de un Padrenuestro).
 
     Ejercicio 5º
 
         Jesús Nazareno, adoramos las Llagas de tu Corona de espinas y la Sangre que por ellas derramaste, te pedimos perdón por todos los malos pensamientos y deseos que voluntariamente consentimos; por el desaliento ante los sacrificios; por nuestra falta de fe.
         Te pedimos, Señor, por los que aún no te conocen y por los que sin conocerte te buscan; por aquellos que más te necesitan; por los pecados de todos nosotros los hombres. Te pedimos, Señor, por todos nuestros hermanos que ya viven la vida eterna.
         Bendice, Jesús Nazareno, a nuestra Santa Madre la Iglesia Católica, Apostólica y Romana y a Su Santidad el Papa; bendice a todos sus obispos; bendice a todos los sacerdotes y religiosos; bendice a todos los que con su dedicación y sacrificio rigen tu pueblo.
         Concédenos la gracia de conservarnos siempre fieles a tu doctrina y de vivir y morir santamente.   

(Rezo de un Padrenuestro).
 
     Oración Final 
 
         Inmaculada Virgen María, que fuisteis traspasada de dolor al contemplar a tu Divino Hijo, cargado con el peso de la Cruz en la calle de la amargura, te pedimos intercedas ante El para que por los méritos de tus Dolores lleguemos a alcanzar los frutos de su Pasión y Muerte.
         Por el mismo Jesús Nazareno, que con el Padre y el Espíritu Santo, vive y reina, por los siglos de los siglos. Amén.

                                                                                                              Volver
 
  Nº Visitas 47620 visitantes (119396 clics a subpáginas) © COFRADIA DEL NAZARENO. 2008-2013 © COFRADIA DEL NAZARENO. 2008-2013